Simple no es fácil

SimpleCuando uno se mete en un proyecto como el de crear y hacer crecer un negocio, las cosas puede que no sean tan directas como te las pueden pintar en la escuela de negocios. Más que nada, porque cada uno tiene unas circunstancias personales en la vida que te hacen, con total seguridad, salirte del guión pre-establecido, y del “manual de buenas prácticas”. Esto es así.

Una de ellas, en mi caso ha ocurrido cuando empiezas a tener clientes, empiezan a estar contentos con lo que ofreces, y te piden más y más cosas.. La teoría dice que debes centrarte en lo que sabes hacer mejor que nadie y no salirte de ahí. En la vida real, uno acaba pensando: “Bueno, no es para tanto.. ¿por qué no? – Así fidelizo más a este cliente..” con independiencia de la rentabilidad económica de estas cosas suplementarias. Y algunas de estas cosas que te piden, las acabas haciendo.

Al final, en mi experiencia, se cumple la teoría: Acabas dando a estos clientes un servicio que se sale de tu especialidad, con lo cual, aunque fidelizas, como no es algo que haces como una máquina, no puedes ser competitivo.. con lo cual cobras demasiado poco por el tiempo invertido.. No puedes cobrar el tiempo EN REALIDAD invertido porque sería demasiado dinero, con lo que en la práctica estás perdiendo dinero, aunque al mismo tiempo puede que estés invirtiendo en algo nuevo, o en fidelizar a tu cliente. El caso es que cuando lo haces no lo sabes. Sólo puedes saberlo a posteriori.

También es cierto que uno no puede tan sólo ceñirse a una única cosa porque corre el riesgo de que esa cosa deje de ser “sexy” o por lo que sea -más aún en tecnología- a perder cuota de mercado, por evolución propia del mercado, y de repente te quedas sin clientes.

Sí puedo decir que en la realidad es mucho más complicado decir que hacer; Algunas de estas cosas que se salían de la especialidad nuestra, han resultado ser un fiasco en términos de rentabilidad y tiempo consumido; Otras, en cambio, han resultado ser una nueva línea de negocio rentable y sostenible.

Lo que sí saco de lección es que ahora toca simplificar: minimizar costes -no tanto en “cuotas mensuales”- sino en tiempo consumido que nos distrae de las líneas de negocio más rentables y con mayor potencial de crecimiento. En ello estamos, para tener tiempo de enfocarnos por completo en lo importante: en los negocios importantes para Metafrase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s