Un plan de marketing – ¿Tenemos de eso?

Hablando estos últimos días con diversas personas, en el Salón Mi Empresa 2014, me preguntan qué estrategia de marketing seguimos en Metafrase.. y la verdad es que es toda una declaración de intenciones. ¿Marketing? ¿Qué marketing? – Ups.. ¡Febrero de 2014 y no tenemos un plan de marketing! – ¿Se puede vivir sin un plan de marketing?

SME2014

Lo cierto, es que Metafrase nació en 2011 y la compañía, a pesar del entorno económico, y de la falta de recursos económicos -No tenemos inversores salvo nuestros propios clientes- está creciendo y saliendo adelante, creciendo ininterrumpidamente cada año. (tocaremos madera).. Por lo tanto, la respuesta es: Sí, se puede vivir sin un plan de marketing.. 😉 – Ahora bien, realmente ¿qué pasaría si tuviéramos un buen plan de marketing que funcione? – ¿Moriríamos de éxito o simplemente tendríamos más fácil la existencia?

La lógica es sencilla: Con un marketing adecuado, se aumentan las ventas, y con estas ventas crecen los ingresos, se reinvierten y la compañía sigue creciendo. De acuerdo.. ¡vamos a por ello! – ¡Hagamos un plan de marketing! – Bueno pues hay ciertos mantras que hay que analizar para poder tomar decisiones:

  1. Externaliza lo que no sea tu “core de negocio” – La mayoría de la gente nos dice que externalicemos el marketing. Después de darle muchas vueltas; Hablar con gente muy capacitada y con gran experiencia en el sector, mi conclusión es que el marketing no se puede externalizar porque al final es el propio núcleo de tu negocio. Ojo: Lo que he dicho es una conclusión tan grande -al menos para mí- que voy a repetirlo: El marketing es tu negocio. Otra cosa es que se externalicen actividades o labores de marketing concretas a expertos competentes y comprometidos.
  2. Selecciona con quién externalizar esas labores: Ojo, si vas a externalizar cualquier aspecto de tu negocio, no es tan fácil y sencillo como se nos vende; Lo más complicado, precisamente es encontrar a estos profesionales con los que te lleves bien; Al final, tienes que pensar que si bien no son empleados de tu compañía, en cierto modo, es como si fueran a serlo. Tiene que sentirte cómodo; Tener cercanía, comunicarte bien, etc. por supuesto, ser competentes y tienen que creer en tu proyecto. Todo esto, es bastante difícil de encontrar. Créeme. 🙂
  3. Ahora, debes trabajar tú también en el proceso externalizado: Externalizar, muchas veces, parece que significa que nos olvidamos de esa labor.. y en algunos casos, es cierto, pero me temo que no en lo que se refiere al marketing, porque como he dicho al principio: el marketing es tu empresa. Suena raro: pago a alguien para que haga algo que yo también termino haciendo. Sí, pero esa persona lo hará bien, mucho mejor que tú, y evitará errores. Pero si tú no estás en ello, esa persona no sabrá qué hacer, o se equivocará porque ere TU y no ese experto quién conoce tu propio negocio.

Ok.. ¡Vamos allá! – Vamos a elaborar ese plan de marketing.. Entonces te das cuenta de que tienes que hacer un trabajo que no hacías; Y que en general se hace poco: Ese trabajo se llama PENSAR. Y pensar en qué hacer y cómo hacerlo es -al menos para mí- bastante complicado

Es fácil distraerse con el día a día; Es fácil bloquearse y no saber cómo seguir; Hay demasiadas opciones.. tú eres el jefe y es tu problema: Tú eres el que ha de decidir..

Yo necesito aislarme, y concentrarme en ello, pero me estoy dando cuenta de que no puedo hacer esta labor en la oficina. La oficina tiene todas los elementos del trabajo del día a día.. Mi mente no se centra; Creo que para pensar necesito creatividad y para eso hay que salir del entorno de la rutina, tal y como dice este artículo: como mínimo, tener mesas distintas para la creatividad que para el trabajo rutinario.

A menudo, durante este largo proceso, tengo la sensación de estar perdiendo el tiempo; Tengo sensación de culpabilidad por dejar desatendidas otras áreas del negocio: Leads sin llamar, pruebas por hacer sin hacer.. Esto genera una sensación digamos -extraña- cuando no preocupante. ¡Pero hay que hacerlo!: Hay que pensar en pasado mañana, y dejar de estar reaccionando a lo que pasa cada día, o planificando lo que hay que hacer mañana.

Os iré contando.. A veces acertaré y a veces no.. Los hechos hablarán. 🙂

Gracias por leerme.

Anuncios