¡Sin excusas! – Seamos adultos

Sin excusas, sin hacernos la víctimas del sistema o las circunstancias: es difícil porque es intrínseco al ser humano querer liberarnos de responsabilidades y echar la culpa a los demás. Creo que ésta es la mayor diferencia que debe distinguir a un adulto de un menor: asumir la responsabilidad de tu propio destino.

excusas-frecuentes-para-no-hacer-ejercicio3

 

Pero en cambio, ¿qué predomina -y cuando digo que predomina generalizo aunque haya felices y estupendas excepciones- en nuestra sociedad? ¿Cuál es el discurso predominante de muchos -no todos- políticos y medios de comunicación? –  A mi juicio, predomina la idea de que cada uno de nosotros no es más que víctima de las circunstancias y que no podemos hacer nada para cambiarlas; Que sólo “Papá Estado” (o “El gobierno” como dicen a la gente) puede venir a solucionar nuestros problemas.

Es mucho más cómodo echar la culpa a los demás; La idea de que todo lo malo que nos sucede es por culpa de agentes externos al final acaba justificando cualquier cosa. Desde el conformismo, el no hacer nada, a incluso acciones como las de entrar en tropel encabezados por un líder político descerebrado o sinvergüenza (o las dos cosas) a desvalijar un Mercadona.

Ese discurso de que “Somos el 99% y estamos aplastados por un 1% de privilegiados” desgraciadamente ha calado hondo en nuestra sociedad, y más aún con la llegada de la crisis. Al final por culpa de este pensamiento desgraciadamente puede acabar siendo una profecía autocumplida. Siempre ha habido ricos y privilegiados, y siempre los habrá.

QuienQuiereHacerNobuscaExcusas

Lo que hay que tratar es de establecer unas reglas justas y de dar igualdad de oportunidades a los hijos de los pobres y de los ricos: de todos. Procurar la igualdad de resultados es tan perverso como injusto. Para mí, como regla general, un sistema debe procurar que alguien que se esfuerce más que los demás progrese en la sociedad. Que además haya elementos de solidaridad me parece bien pero sólo como red de rescate para emergencias: no como base del sistema.

Sin embargo todas las ideas que en los últimos años se van instalando en nuestra sociedad, comenzando por el victimismo, el buenismo, el feminismo (entendido como anulación de derechos del sexo masculino o ser culpable por defecto y tener que demostrar tu inocencia tan solo por ser hombre), etc. van en el fondo en sentido contrario a lo que pienso, y por esto me repugnan. Como ejemplo: Ahí tienen la ley de violencia “machista” en la que en el momento en que una mujer te denuncie -aunque sea evidente que es mentira por encontrarte tú ese día esa hora en Sebastopol y no en Móstoles -donde ella dice que la has agredido- por procedimiento de maltratador pasas 2 noches en el calabozo sí o sí: Y vas al trullo aunque tengas coartada verificable. Todo esto va en contra de la verdadera igualdad, en contra de la justicia y la presunción de inocencia y a la postre va en contra del sistema porque crea un sistema injusto. Pero de eso  y de las “cuotas femeninas” hablaremos otro día.

No solo estas, sino también el nacionalismo se basa en el victimismo. Es la misma idea de fondo: “En tal territorio estamos mal porque el resto nos roba, nos maltrata, nos margina..” – Aunque sea mentira, puede acabar siendo una profecía autocumplida: Yo personalmente estoy harto ya de oir llorar a los nacionalistas de todas partes; me aburren y lo peor es que crean división, enfrentamiento e injusticia entre territorios.

Todas ellas son ideas tremendamente negativas, profundamente erróneas que justificando la irresponsabilidad personal -el hacernos adultos-, nos conducen a una sociedad llena de mierdecillas: De adultos idiotizados, fácilmente manipulables, mediocres y además cada vez más pobres.

Bebe_adulto_MDSIMA20120324_0009_4

¿Acaso piensan que Joan Roig -fundador de Mercadona- está logrando hacer de Mercadona lo que es mientras juega al golf de lunes a viernes y exprime a su gente? (Me da miedo decir esto porque habrá quien piense que así es). ¡Nada más lejos de la realidad! – Muchas, muchas horas de trabajo duro, dedicación, decisiones valientes y arriesgadas son las que le han llevado a donde está; No son fruto de la casualidad ni de una herencia, ni de ayudas de amiguetes del B.O.E. sino de el esfuerzo y del trabajo productivo (trabajar no es calentar una silla).

roig-mercadona-3--647x231

¿Dónde han quedado los tan ensalzados valores del deporte? – ¿Dónde está valorar el sacrificio, el esfuerzo y la constancia? – ¿Por qué no podemos cada uno de nosotros hacer lo mismo para conseguir nuestros objetivos? – Porque es duro: porque requiere fuerza de voluntad; requiere sacrificio.. y sentarse a quejarse es más cómodo muchas veces.

¿Se piensan ustedes que Rafa Nadal gana unos cuantos campeonatos de tenis porque practica un par de horas libres los fines de semana cuando se cansa de hacer botellón con Paquirrín?

NadalGanaSufriendo

Desde luego es mucho más cómodo, menos duro y más descansado descansar autoengañándonos diciéndonos que no podemos hacer nada para cambiar; que es nuestro destino ser unos desgraciados y que total, protestamos un poco, nos dan un subsidio, nos dicen que tenemos derechos que nos han robado y que como nos han robado, tenemos derecho a robar. ¡Esa es la idea que subyace detrás de todo esto!

NoExisteLaFaltaDeTiempo

Total: lo hacemos porque no tenemos otra opción.. ¿verdad? – Pues no: desde aquí quiero decir que NO es verdad. Me niego a aceptarlo, y además he aprendido que las cosas hay que decirlas. La omisión por miedo, o por la razón que sea, también colabora y permite que haya una única voz, un único mensaje difundirse y ponerse de moda. Así triunfaron los nazis: no porque hubiera muchos, sino porque nadie se oponía. Y yo, no estoy de acuerdo con estas ideas. Aún hay libertad de expresión así que ejerzámosla mientras sea posible.